México 1880 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina

E-Mail ekin.buenosaires@gmail.com Teléfono (54) (11) 4383-1529



¡¡ Atención, la HISTORIA y CATÁLOGO DE LA EDITORIAL se encuentran en la parte inferior de la página !!!



miércoles, 31 de octubre de 2018

HOMENAJE A LA PRIMERA DELEGACION DEL GOBIERNO VASCO EN ARGENTINA- 80° ANIVERSARIO- 1938- 2018 - ARGENTINAN EUSKADIREN LEHEN ORDEZKARITZAREN OMENALDIAN - 80° URTEURENEAN

En el blog de Eusko Kultur Etxea


FIELES A NUESTRA MEMORIA HISTÓRICA

EUSKO KULTUR ETXEA 

QUIERE RENDIR UN JUSTO HOMENAJE

A LA PRIMERA DELEGACIÓN 

DEL GOBIERNO VASCO  EN LA ARGENTINA

POR MEDIO DE ESTA PUBLICACIÓN

80° ANIVERSARIO

1938- 2018



Dr. Ramón Maria de Aldasoro Galarza


ARGENTINAN EUSKADIREN LEHEN ORDEZKARITZAREN
OMENALDIAN

80° URTEURENEAN
1938- 2018


LA PRIMERA DELEGACION DEL GOBIERNO DE EUSKADI EN ARGENTINA. INICIA SU COMETIDO EL 15 DE NOVIEMBRE DE 1938.

FUE PRESIDENTE DE LA DELEGACIÓN EL 
DR. RAMON MARIA DE ALDASORO GALARZA.


INTEGRARON Y ACOMPAÑARON AL PRESIDENTE
 EN DICHA DELEGACIÓN

D. IXAKA LÓPEZ DE MENDIZABAL,
D. SANTIAGO CUNCHILLOS Y
D. PABLO ARCHANCO.


Con motivo del fallecimiento en febrero de 1952 del Dr. Ramón María de Aldasoro, se crea una Comisión de Homenaje que realiza un acto el día 7/10/1953 en el Centro Vasco Laurak Bat de Buenos Aires. 

Se publica con tal motivo un documento que rescatamos del archivo de Andrés María de Irujo Ollo y brindamos su copia digital completa aquí, para  dar acceso al mismo a todos los interesados e investigadores. 



Es un documento extenso, un folleto de 32 páginas, que en el peculiar estilo de expresión de la época, recoge las ponencias de esa oportunidad. 

Haremos una reseña del contenido del mismo. 

Recoge el documento las palabras iniciales del Ing. José Urbano Aguirre, 
de D. Pablo Archanco, del Dr. Carlos A. Erro, del Rvdo. Padre Lucio de Arriortua, de la Srta. Margarita Imaz, del Delegado de Gobierno de Euskadi D. Pedro de Basaldua, quien lee un mensaje del lehendakari José Antonio de Agirre y Lekube, y de las palabras que en la evocación religiosa del 2/3/1952 pronunciara el Rvdo. Padre Iñaki de Aspiazu.

Concluye el documento con la mención de las autoridades que integran la Comisión Ejecutiva del Homenaje, de las Entidades Vascas de Capital e Interior y de las  personas que adhieren al homenaje. 
Interesante parte ésta del impreso,  que recoge y nos muestra el testimonio documental de quienes son parte importante de los integrantes de una comunidad de instituciones y personas, que se hace presente,  activa y solidaria en este acto, con la manifestación de un vivo SENTIMIENTO VASCO Y ABERTZALE.

-.-.-.-.-.-

Apertura del Acto por parte del presidente de la Comisión de Homenaje Ingeniero José Urbano Agirre, quien trazó una semblanza del Dr. Ramón María de Aldasoro. 

Del hombre vasco público, del hombre en su ámbito familiar y en  el de sus coterráneos y amigos. De sus virtudes y afanes.(págs 3-4 del documento)

Continúan las palabras de D. Pablo Archanco, quien recibe a todos los presentes  en nombre del Centro Vasco Laurak Bat, que adhiere y acoge el acto de homenaje a quien  fuera socio del Laurak Bat, el primer Delegado del Gobierno Vasco en Argentina.

Se refiere luego a la personalidad relevante del Presidente del Comité Organizador, el Ingeniero José Urbano Aguirre y su actuación como Presidente del Comité Pro-inmigración Vasca.

Se refieren también a la personalidad del siguiente orador, Dr. Carlos A. Erro, señalando la importancia de su intervención en momentos en que siendo miembro del gobierno, logró la concreción de los decretos de los  Presidentes Ortiz y Castillo, que permitieran la libre entrada de vascos en la Argentina. 

También hace referencia Archanco al impulso y acompañamiento que dan José Urbano Aguirre y Carlos A. Erro, a las actividades de la delegación vasca en el país , hecho que hace a los vascosacreedores de una gran deuda de gratitud para con ellos. 

Se refiere en euskera a Ramón de Aldasoro, a las condiciones de exilio, lejos corporalmente de su tierra pero allí con su corazón...
A su trabajo ardiente y sin descanso en favor de la patria vasca, mostrando en todo el territorio de Argentina la causa de su pueblo y el derecho de los vascos desde sus raíces. 

Luego sus palabras finales se convierten en un soneto dedicado al amigo, soneto que resume un juramento y la exaltación de la libertad (págs 4-7 del documento).

El Dr. Carlos A. Erro recuerda al amigo. 

Su llegada a la Argentina en 1938, con vascos dispersos, un gobierno expatriado y miles de niños separados de sus padres. a un país que valoraba las virtudes de laboriosidad, honradez y lealtad de los vascos pero con un régimen  de inmigración en ese momento muy restringida.

Como logra Aldasoro la respuesta de argentinos descendientes de vascos para promover un Comité de Inmigración y luego sendos decretos, el del presidente Ortiz primero, refrendado por el ministro de Agricultura Ingeniero Don José Padilla y del presidente Ramon S. Castillo en segundo término, refrendado por el ministro de Agricultura Dr. Cosme Massini Ezcurra, que permiten la entrada al país a vascos indocumentados, con el único aval previo del Comité de Inmigración presidido por el Ingeniero José Urbano Aguirre.

El esfuerzo de la Delegación que preside Aldasoro y que acompañan Pablo Archanco, Santiago Cunchillos e Ixaka Lopez Mendizabal fue evitar la soledad y dispersión de los vascos recién llegados. 

Promueve para ello la organización de actividades, grupos de danzas, coros, cursos, la Semana Nacional Vasca en Montevideo, un periódico “Eusko Deia” (10/5/1939), hechos todos que dan luz a la presencia vasca como lo refleja la poesía de Leopoldo Lugones en su “Salutación a Enbeita”.
Exalta Erro las cualidades de liderazgo del Delegado vasco Aldasoro.

Pasa revista luego a fundadores, guerreros y próceres de ascendencia vasca, colonizadores, hombres de campo e industriales, y su influencia en la conformación social y perfil cultural de nuestro país,  menciona nombres que dejaron su impronta en nuestras instituciones democráticas y en las libertades municipales y comunales, inspiradas en esos fueros nunca olvidados. 

Contribuciones morales y cívicas, tan concretas como las fanegas de trigo, vellones o cabezas de ganado que ingresaron al patrimonio de la Argentina por el accionar de otros tantos vascos (pags. 9-12 del documento).

 El siguiente orador,  Rvdo. Padre Lucio de Arriortua,  se refiere en euskera y luego en castellano, a las razones que le llevan a estar presente en ese homenaje. 

Por su condición de amigo, de vasco y de sacerdote y por serlo, dice, “seguí el camino de mi pueblo en desgracia".  

"La Divina Providencia me puso al lado del vasco y del amigo para acompañarlo y asistirlo en sus últimos momentos “. 

Le conoce en Euskal Herria, como integrante del gobierno y también amigo leal del lehendakari José Antonio de Agirre, en días aciagos y luego, en el exilio duro y largo, siempre dando ayuda y amistad sincera y leal. 

Y finalmente menciona que como sacerdote, al encontrarse ambos en Cuba, asistió sus últimos momentos. 

Ramón Aldasoro enferma en enero y fallece en febrero, sin llegar a ver a su esposa, que llegaba ese día en avión desde Francia para encontrarle. Pocos días después hubiera cumplido Aldasoro sus 55 años de vida.

Todos los vascos de la Habana acompañaron sus restos mortales hasta el panteón “Laurak Bat” del cementerio católico allí existente.

Cierran sus palabras una bendición sacerdotal. (Pags. 13-17 del documento). 

La oradora que le sigue, Srta. Margarita Imaz  agrega al perfil personal de Ramón Maria de Aldasoro trazado por los anteriores oradores, las notas autobiográficas  del documento elaborado con motivo del viaje de Aldasoro a N.York en noviembre de 1944, para reunirse con el lehendakari José Antonio de Agirre y sus compañeros de gobierno.

Luego le presenta con sus propias palabras (Eusko Deia,  10/5/1939, “con la Boina en la mano”), que con humildad y serenidad relatan su situación,  dignidad y eficacia en la acción, los deseos de esperanza de paz, orden y trabajo de los vascos, deseos de justicia y sus objetivos de cumplirlos . 
Proclama su no aceptación del fascismo (editorial en Eusko Deia   mes 9/1939). 

Recoge su actuación en Montevideo en acto de reconocimiento a la República española (abril de 1943), la posición del pueblo vasco ante la misma, momento en que dirige en especial un homenaje al clero vasco, a su conducta heroica y abnegada junto a su pueblo. (pag.21 del documento). 

Hace referencia a los profundos lazos de amistad entre vascos y el pueblo argentino. 

Y al propio homenaje que el lehendakari Agirre hace a su ex-Ministro de Gobierno y compañero de lucha (la “Nación”, 19/10/1941)(pág. 24 del documento).

Continúan las palabras del Delegado de gobierno de Euskadi D. Pedro de Basaldua, quien lee un mensaje del lehendakari José Antonio de Agirre y Lekube.  

Éste resalta de Aldasoro la lealtad a sus ideales, temple, renunciamiento, enorme consecuencia entre pensamiento y conducta, servicio a la justicia y libertad. Ejemplo de conducta para los vascos. Sus palabras culminan con un sentido Goian Bego (pags. 24-25 del documento).

Incluye este importante documento las palabras que en la evocación religiosa del 2/3/1952 pronunciara el Rvdo. Padre Iñaki de Aspiazu.

Este se refiere a su bondad, franqueza, generosidad y optimismo, de quién guarda celosamente sus tristezas para compartir alegrías. 

Aldasoro, enamorado de su pueblo lo amó en todas sus expresiones culturales, danzas,  cantos y lengua. 

Ante la invasión, ocupó puestos de vanguardia y puso su inteligencia y corazón al servicio de su patria. 

Sin empequeñecer sus sentimientos con actitudes sectarias ni de venganza. abrió caminos de solidaridad, fraternidad y tolerancia en la comunidad vasca de Argentina, cantando con verbo cálido su gratitud al país de acogida.

Iñaki de Aspiazu concluye su evocación religiosa en un llamado a la unidad entre vascos, para que diferencias ideológicos no limiten la amistad y amor por el bien común.

Les impulsa a estrecharse con pureza de pensamientos, rectos procederes y generosidad en una hermandad y convivencia cálida dando ejemplo a un mundo dividido, basado en la filiación divina que expresa con belleza nuestra canción vasca: 

“ Agur Jaunak! Denok Jainkoak eginak gera, zuek eta gu ere bai!” (pags. 25-27 del documento).

Concluye este trabajo documental con la mención de las autoridades que integran la Comisión Ejecutiva del Homenaje,de las Entidades Vascas de Capital e Interior y  de las personas que adhieren al homenaje. (pags. 28-32 del documento
























































viernes, 19 de octubre de 2018

LENGUA Y LITERATURA




En Apuntes de Etnografía 

Apuntes de la herrada en la lengua y literatura vascas





Herrada de la familia Olabarria del barrio de Udiaga. Orozko (Bizkaia)
Herrada de la familia Olabarria del barrio de Udiaga. Orozko (Bizkaia), 2018. Itziar Rotaetxe. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

La herrada, según la certera definición de la RAE, ‘cubo de madera, con grandes aros de hierro o de latón, y más ancho por la base que por la boca’, es un recipiente que hoy día más que un objeto útil es pieza de museo. La herrada tuvo antaño, al menos durante todo el siglo XIX y las primeras décadas del XX, un uso importante en la sociedad vasca. Era el recipiente donde las mujeres traían agua de la fuente. En euskera se ha dicho en los dialectos occidentales erradaperradaedarra, etc., mientras que en los orientales comúnmente es ferreta.
El que se acerque a Otsagabia (Navarra), principal población del valle de Salazar, encontrará, según creo recordar, en casi todos los portales, una herrada con bruñidos y relucientes herrajes dorados. En Donostia (Gipuzkoa), según me han informado, la herrada invertida se convierte la víspera de San Sebastián en un tambor que golpean constantemente los mozos.
En el euskera coloquial, cuando menos durante los siglos XVIII y XIX, euria erradaz egin ha significado ‘diluviar’, y así lo atestiguan diferentes autores. Los escritores del XIX, tanto Arrese Beitia como Alfonso M. Zavala, lo utilizan. “Edarraz euriak (egin)”, escribe el primero, y el segundo empieza el cuento Txomin Urreta con la siguiente frase: “Goyan-bean euria perradaz bezela ari da”. Euria goian-behean ari dasignifica que está lloviendo copiosamente, mientras que con el refuerzo perradaz bezala significa que está lloviendo como si arrojaran agua con la herrada. Se trata, por lo tanto, de una unidad fraseológica sustentada en una metáfora.



Cántaros y herrada para agua. Eulalia Abaitua. Mujeres vascas de ayer. Euskal Museoa Bilbao Museo Vasco, 1990
Cántaros y herrada para agua. Eulalia Abaitua. Mujeres vascas de ayer. Euskal Museoa Bilbao Museo Vasco, 1990.

Aunque el recipiente en cuestión ha caído en desuso, hoy en día aún se pueden escuchar expresiones parecidas a las ya mencionadas. Gotzon Garate documenta en Azpeitia (Gipuzkoa) euria egin du erradaz botata bezala, es decir, ‘ha llovido como si jarrearan con una herrada’. Marina Olabarria, vecina de Orozko (Bizkaia), sigue utilizando la expresión euria erradaz egin para significar que está jarreando. También se ha recurrido a otros recipientes con el mismo significado. ‘Llover a cántaros’, por caso, en euskera se dice euria suilka egin, donde suil es ‘cántaro’.
He oído a mi madre, Lorenza Elorza, infinidad de veces, que las mujeres que habitaban en el casco urbano de Markina (Bizkaia) solían ir antaño a la fuente de Goiko Portal a llenar las herradas de agua: “Le(h)ena ez euen urik etxietan, eta kaleko andrak, buruen sorkixe ebela, sorkixe bigungarritzat ipinitte, edarran ekarten eben ure”.
En las paremias del XIX encontramos el refrán recogido por Juan Antonio de Mogel “Otsein barrijak galbaiaz ura, zaarrari edarriaz bere lecurik emon ez gura”, que R. M. de Azkue traduce como: ‘El criado nuevo el agua con criba; al viejo ni con herrada se le quiere dar lugar’. Entre las adivinanzas recogidas por J. F. Cerquand y publicadas en el Bulletin de la Société des Sciences, Lettres et Arts de Pau entre los años 1875–1885 figura la adivinanza suletina “Üthürrialakoan khantatzen eta etxerakoan nigarrez?”, es decir, ‘Cantando mientras va a la fuente y llorando al volver a casa?’; la solución al enigma es ferreta, es decir, ‘la herrada’.
En el Cantar de Bereterretxe —una de las baladas vascas más antiguas que se ha cantado en Zuberoa a partir de unos luctuosos hechos de mediados del siglo XV—, cantar que se recogió de la tradición oral a finales del XIX y principios del XX, en la variante de Chambra, la décima estrofa refiere: “Ezpeldoiko alhaba / Margarita deitzen da, / Bereterretxeren odoletarik / bethe umen dü ferreta”. Se dice que ‘Margarita, oriunda de Ezpeldoi, llenó una herrada con la sangre vertida por Bereterretxe’ para indicar la gran cantidad de sangre que derramó el sacrificado. En otras versiones más conocidas se dice que Margarita recogió a manos llenas la sangre de Bereterretxe.
Jabier Kalzakorta – Académico de número de la Academia de la Lengua Vasca – Profesor de la Universidad de Deusto
Fuente :  https://atlasetniker.wordpress.com/2018/04/06/apuntes-de-la-herrada-en-la-lengua-y-literatura-vascas/

martes, 16 de octubre de 2018

INVITACIÓN QUE NOS LLEGA DESDE EUSKETXE

CICLO DE CINE
Viernes 19 de octubre
19:30 horas

image.png


LOS  CRUCES DEL CAMINO

RUTA JAKOBEA   O
CAMINO DE SANTIAGO
En el marco del ciclo   

RUTAS CULTURALES  POR  EUSKAL  HERRIA

Esta proyección mostrará un viaje que sigue las huellas de la estela  por el así llamado Camino Francés, es decir:

Los “PASOS DEL CAMINO” nos llevará en su paso por Euskal Herria, por la Ruta Jakobea originada en el antiguo 'campo de la estela' y en torno a los lugares más emblemáticos del Camino de Santiago.

DESPUÉS DEL CINE y EL DEBATE 

LA TRADICIONAL

BARRA DE PINTXOS


¡¡¡LOS ESPERAMOS!!!

sábado, 13 de octubre de 2018

EUSKERA

En Taller de Introducción al Conocimiento de Euskal Herria

FRANÇOIS RABELAIS Y EL EUSKERA 
La literatura escrita en euskera, data del siglo XVI. Tres son los autores considerados  clásicos: Juan Pérez de Lazarraga,  Bernat  Dechepare  y  Joanes Leizarraga. 

Pero además de estos autores, se conservan otras obras: una traducción del catecismo de Jerónimo de Ripalda, realizada por Sancho Eltso, y dos versos de una elegía, escrita por Juan de  Amendux. Se estima que hay otra traducción de un texto doctrinal, pero no se la ha podido encontrar, aún.

Sin embargo, hay algo más que reviste especial interés, a pesar de no tratarse de un autor vasco. Estamos refiriéndonos a François Rabelais, 

De hecho, hasta donde se sabe, Rabelais fue el primer autor en publicar un texto en euskera, en 1542. Lo hizo tres años antes que Bernat Dechepare publicara su conocida obra.

Para aclarar el contexto en el que lo hizo, Rabelais estudió en el Colegio de Navarra de París, gracias a la protección que le brindaran los reyes de Navarra.

Fue en el año 1534 que publicó "Vie horrifique du grand Gargantúa, père de Pantagruel, donde ya se incluía una frase en euskera : "Lagona edatera!" (¡Amigo, a beber!).

En la segunda edición (1542) de "Horribles et épouvantables prouesses du très renommé Pantagruel, roi des Dipsodes" se da la publicación del primer texto completo e impreso en euskera, en su capítulo IX. Al decir de Vinson (1) el texto está escrito en dialecto suletino o bajo-navarro. En la primera parte del texto aparece una oración y en la segunda se trata de la respuesta de Panurgo a la pregunta formulada por Pantagruel.

Primero dice : "Jona andie, guassa goussyetan behar".
Y continua : "Anbates, otoyyes nausu, ey nessassu gourray proposian ordine den. Non yssena bayta fescheria egabe, genherassy badia sadassu noura assia. Aran hondovan gualde eydassu nay dassuna. Esou oussyc eguinan soury hin, et darstura eguy harm, Genicoa plasar vadu."

Para conocer más a Rabelais puede resultar interesante visitar la siguiente página:

Notas:
- La ilustración que acompaña el texto es "Rabelais leyendo". Retrato anónimo de principios del s. XVIII.

Fuente  https://www.facebook.com/TallerDeIntroduccionAlConocimientoDeEuskalHerria/